Comentar 03 MARZO 2012

El inolvidable viaje a Belice, Jamaica y Bahamas del príncipe Harry

'La gente, la música, la cultura... Ha sido fantástico', reconoció el hijo del príncipe Carlos de Inglaterra

VER GALERÍA


La Familia Real británica está celebrando a lo largo y ancho del mundo el Jubileo de Diamante de la reina Isabel II de Inglaterra, el 60º aniversario de su ascenso al trono, y está visitando en representación de la soberana cada reino, así como los países de la Mancomunidad de Naciones, las dependencias de la Corona británica y los territorios de ultramar ingleses. Si hace unos días, veíamos a los condes de Wessex en Barbados, ahora ha sido el príncipe Harry el que ha comenzado en Belice su primer viaje oficial en representación de su abuela.

Bailes tradicionales, banderas, música, vinos de frutas, platos típicos... Todo era poco para darle la bienvenida al hijo menor del príncipe Carlos y la fallecida Diana de Gales, que no sólo fue multitudinaria y muy calurosa sino además divertida y llena de colorido. Si por la mañana, Harry aterrizó en el aeropuerto de Belice con un impecable traje de color gris, camisa azul y corbata roja, por la noche, tras reunirse con el primer ministro de Belice, Dean Barrow, y el gobernador, Sir Colville Norbert Young, el príncipe prefirió cambiarse y lucir un estilo más informal, con unos pantalones más cómodos y zapatos de color camel, para disfrutar de la fiesta en la capital de Belice, Belmopan.

VER GALERÍA


Los niños, que no podían creerse que estuvieran viendo a un príncipe de carne y hueso, le regalaron su bien más preciado, su sonrisa, con la que enamoraron al nieto de la reina Isabel. Los aplausos y los vítores no cesaron en toda la velada, y sonaron con más fuerza cuando Harry descubrió la placa de la calle que lleva el nombre de su la soberana británica.

"Su Majestad me ha pedido que os mande sus mejores deseos. Recuerda con mucho cariño sus visitas a este hermoso reino y habla de la calidez de la bienvenida que recibió en su última visita en el año 1994", declaró Harry durante su discurso. "Sólo lamento que ella no pueda estar aquí y que os tengáis que conformar conmigo", bromeó, y añadió: "Aunque soy su nieto, se que hablo por todos cuando digo que la reina es una inspiración para todos nosotros. Y, por lo tanto, sólo me queda inaugurar esta calle: Su Majestad la Reina Isabel II Boulevard".

VER GALERÍA


El sábado 3 de marzo, el príncipe siguió su viaje por Bahamas y Jamaica, donde se reunió con la nueva primera ministra del país, Portia Simpson Miller. Tras su visita de seis días por el Caribe, el tercero en la línea de sucesión al trono británico visitó Brasil para estrechar relaciones y promover el Reino Unido. El hermano del príncipe Guillermo llegó a las ciudades de Río de Janeiro y Sao Paulo junto al ministro de exteriores británico, William Hague, entre los días 9 y 11 de marzo. La visita estaba destinada a promover su país en el extranjero durante un año en que el Reino Unido no sólo conmemora el Jubileo de Diamante de la reina Isabel II, sino que además acogerá los Juegos Olímpicos.

VER GALERÍA


Su secretario privado, Jamie Lowther-Pinkerton, dijo hace unos días que el príncipe estaba "muy animado" por iniciar este viaje. De hecho, uno de los aspectos más destacados de su visita a Río para promover los Juegos de Londres como embajador olímpico, será el partido de voley playa que jugará y la carrera de atletismo que podría protagonizar junto al conocido Usain Bolt. Lowther-Pinkerton, bromeó al respecto diciendo: "Jugará un partido de voleibol, aunque aún no le he dicho que no será mixto".

Durante su segundo día en Belice, el hijo de Carlos de Inglaterra visitó las ruinas de Xunantunich, un yacimiento arqueológico de la cultura maya que le dejó asombrado, y que se encuentra cerca de la ciudad de Benque Viejo del Carmen. También admiró otra construcción emblemática, El Castillo, que es la segunda edificación precolombina más alta de Belice, tras el Templo de El Caracol con una altura de 40 metros. "Es un lugar increíble. Las vistas desde arriba son impresionantes", aseguró Harry.

VER GALERÍA


Algunos medios locales tuvieron la oportunidad de entrevistarle tras subir a la cima del templo y bajar por la larga escalinata, y al preguntarle por lo que más le ha impresionado de su viaje, el príncipe lo tuvo claro: "Sin lugar a dudas, la gente". "La bienvenida que me dieron ayer cuando llegué fue impresionante. Me siento como si llevara aquí una semana. La música, la cultura, la gente... todo es fantástico. Espero volver de nuevo pronto, muy pronto", añadió. "Eso sí, hace mucho calor, demasiado, y estamos todo el día sudando", bromeó.

Tras la emoción vivida en estas pocas horas, llegaba la hora de despedirse de todos y el príncipe puso rumbo a su siguiente destino, las Bahamas, donde continuó celebrando el jubileo de diamante de la reina Isabel II.

Añadir comentario

  • Esta es la opinión de los internautas, no la de hola.com
  • No está permitido verter comentarios contrarios a las leyes españolas o injuriantes
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema
  • Por favor, céntrate en el tema
  • Por favor intenta escribir sin faltas de ortografía, antes de publicar un mensaje lo corregimos, si no tiene faltas es más posible que se publique
  • Escribir todo el mensaje en mayúsculas se interpreta como gritar, no publicamos mensajes escritos completamente en mayúsculas